¿COMO TRABAJAMOS?

Actuamos como staff externo que sirve de apoyo al Órgano de Administración en su toma de decisiones.

Garantizamos la realización de un trabajo cualificado y en equipo con los profesionales de la empresa.

Nos avalan treinta años de experiencia y la satisfacción de nuestros clientes.

CONSULTAS O SUGERENCIAS


jueves, 15 de marzo de 2012

DACION EN PAGO


Con fecha 10 de marzo se ha publicado el Real Decreto-ley 6/2012, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos.

Esta norma se aplica a los contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria cuyo deudor se encuentre situado en el umbral de exclusión.

Se entiende que un deudor está en umbral de exclusión cuando concurran todas las circunstancias siguientes:
  1. todos los miembros de la unidad familiar carezcan de rentas derivadas de trabajo o actividades económicas
  2. que la cuota hipotecaria sea superior al 60% de los ingresos netos del conjunto de la unidad familiar
  3. que el conjunto de los miembros de la unidad familiar carezca de cualesquiera otros bienes o derechos patrimoniales suficientes para hacer frente a la deuda
  4. que se trate de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca que recaiga sobre la única vivienda en propiedad del deudor
  5. que el crédito o préstamo carezca de otras garantías, reales o personales

El Código de Buenas  Prácticas aprobado en la norma establece que hay tres fases de actuación:
  1. Plan de reestructuración de la deuda hipotecaria que consistirá en las siguientes medidas:
·       Carencia en la amortización de capital de cuatro años
·       Ampliación de plazo de amortización hasta 40 años
·       Reducción del tipo de interés aplicable a Euribor + 0,25% durante el plazo de carencia
  1. Medidas complementarias: si resulta inviable el Plan de reestructuración de la deuda hipotecaria, se podrá solicitar una quita en el capital pendiente de amortización
  2. Medidas sustitutivas de la ejecución hipotecaria: los deudores para los que no sea viable ni el Plan de reestructuración ni las Medidas complementarias, podrán solicitar la Dación en pago de la vivienda habitual, que supondrá la cancelación definitiva de la deuda. Estos deudores podrán solicitar permanecer durante el plazo de dos años en la vivienda en concepto de arrendatario, satisfaciendo una renta anual del 3% del importe total de la deuda en el momento de la dación.
La norma también aprueba una serie de Medidas fiscales para los deudores en situación de umbral de exclusión, que consisten en:
    • Exención del Impuesto de actos jurídicos documentados de las escrituras de formalización de las novaciones contractuales de los préstamos y créditos hipotecarios.
    • Exención del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de la ganancia patrimonial que pudiera generarse, en caso de dación en pago de la vivienda habitual
    • Bonificación de un 50% de los derechos arancelarios notariales y registrales derivados de la cancelación del derecho real de la hipoteca en los casos de dación en pago
DEPARTAMENTO FISCAL DE SOCIEDADES: Inmaculada Sastre y Carpena 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada